viernes, 27 de marzo de 2015

¿POR QUÉ AMARILLEA EL PAPEL?

La respuesta está en determinados componentes innatos al mundo vegetal, que todo fabricante de papel pretende evitar.

Me estoy refiriendo a la lignina, que procede del vocablo latino lignum cuyo significado es madera, por ello, las plantas donde esta sustancia química es más abundante, se las denomina leñosas.

La función primordial de este polímero caracterizado por su aroma y considerable peso molecular, es la de unir las fibras de las paredes celulares en las que está presente, como si de alguna clase de cemento natural se tratara, es decir, engrosa y proporciona rigidez a tallos y troncos. De hecho, esta sustancia química posibilita que los árboles superen los 2 m de altura.

Por ello se está trabajando en la genética de árboles con menor cantidad de lignina, o una clase diferente de la misma que permita su fácil eliminación.

Esta sustancia química aplicada al papel posibilita el envejecimiento prematuro de éste, ya que su exposición al aire y la luz del sol provoca que el soporte se vuelva de un color amarillento debido a los efectos de la oxidación.

Para poner remedio los fabricantes de papel buscan realizar un soporte de calidad reduciendo la cantidad de este elemento mediante tratamientos físicos, para ganar en blancura a medida que eliminan la sustancia oscura de la lignina.

De hecho, con el fin de ahorrar costes, el papel más económico y por lo tanto más lignina tiene en su composición, son  aquellos utilizados en la impresión de periódicos o son utilizados para papel de embalar.



No hay comentarios :

Publicar un comentario