INTERVENCIÓN EN CASOS MEDIÁTICOS

jueves, 14 de abril de 2016

DEL CEREBRO A LA MANO

¿Qué hace posible la escritura? ¿Cómo interfiere la enfermedad en el curso natural de los gesto gráficos?. Estas y otras preguntas tienen solución en las complejas fases que se dan en el escribiente con anterioridad a la realización del proceso gráfico, pero si queremos tratar los efectos de las enfermedades neurológicas, nos detendremos en la etapa que hace posible la plasmación de la imagen de nuestro cerebro al papel.

En concreto nos referimos a la fase inmediatamente anterior a la escritura o cualquier otro proceso voluntario en la que se manifiesta la intervención de los neurotransmisores.

El inicio de la etapa pre-escritural tiene lugar en el lóbulo parietal, que tras enviar la información sobre el próximo movimiento corporal a la circonvolución prerrolándica situado en lóbulo frontal y que constituye el principal centro motriz de la corteza cerebral, en su descodificación e interpretación de órdenes, emitirá los impulsos neuroeléctrico a la médula espinal que después de superar el fascículo piramidal y el bulbo raquideo llegará a la médula espinal, desde donde se extenderá por los nervios del brazo hasta los músculos de la mano que intervienen en el acto de la escritura.

Por otra parte, en caso de existir enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, el proceso anteriormente descrito se interrumpe debido a la falta de sustancias precisas para el correcto funcionamiento de los neurotransmisores.

 
De todos los ejemplos disponibles, se contó con la firma de Salvador Dalí por su capacidad ilustrativa, ya que era un hombre de extraordinaria creatividad que no hacía dos firmas iguales, pero tenían en común un trazado definido y firme, además de sus rasgos artificiosos de tamaño exagerado, especialmente si nos referimos a trazos curvos.

 
Sin embargo, a las irregularidades predominantes en esta última firma propiciada por los temblores y la presión debilitada (semejante a las patas de una araña) sobre el soporte debido a la falta de control motriz junto a la descoordinación provocada por la rigidez de miembros, hay que añadirle la micrografía, característica propia de los enfermos que pretenden evitar determinados esfuerzos, lo que por otro lado explicaría la simplificación del recorrido de trazos.



8 comentarios:

  1. Hola Perito Calígrafo, esta información me parece interesante sobremanera. Te comento, soy mexicano y me dedico profesionalmente al estudio de firmas y escritura así como a documentos. Me gustaría establecer comunicación contigo por el Facebook, por favor dime cómo te encuentro, yo aparezco como Rodrigo Jiménez. SALUDOS Y GRACIAS POR COMPARTIR INFORMACIÓN TAN IMPORTANTE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rodrigo, interesante artículo; soy Bernardo Gonzales Manay, también Perito Grafotécnico y así como tú, me dedico profesionalmente a la especialidad.
      En facebook me encuentras por mi nombre,mi e-mail es bgonzalesm.bgm@gmail.com
      Espero estar en contacto e intercambiar experiencias.
      Saludos desde Lima, Perú.

      Eliminar
    2. Hola Rodrigo, interesante artículo; soy Bernardo Gonzales Manay, también Perito Grafotécnico y así como tú, me dedico profesionalmente a la especialidad.
      En facebook me encuentras por mi nombre,mi e-mail es bgonzalesm.bgm@gmail.com
      Espero estar en contacto e intercambiar experiencias.
      Saludos desde Lima, Perú.

      Eliminar
    3. Estaré encantado de contactar contigo

      Un saludo

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que el artículo te pareciera interesante.
      Por cierto, para evitarnos problemas a la hora de contactar, ya te envié una solicitud de amistad en Facebook.

      Un saludo

      Eliminar
  3. Me uno a los compañeros peritos y me pongo a sus ordenes en Facebook. Sergio Lupercio San y cultura pericial. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me uno a los compañeros peritos y me pongo a sus ordenes en Facebook. Sergio Lupercio San y cultura pericial. Saludos

    ResponderEliminar